Odio.

Yo que deseo ser médica preferiría antes amputar el odio, porque… ¿de qué sirve que la gente esté sana si se odia?

¿Y qué es en realidad el odio? Científicamente hablando, el odio es un sentimiento profundo e intenso de repulsa hacia alguien que provoca el deseo de producirle un daño o de que le ocurra alguna desgracia. ¡Qué horror! ¿No?

Hermann Hesse dijo que “Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros”. Y quizá tenga razón, ¿pero qué necesidad hay de tener odio dentro de nosotros? Eso es lo peor que pueden hacer, una vez Shakespeare dijo que “Es mejor liberar el alma en el perdón que desgastarla en la prisión del rencor”, y Rencor va derivada de Odio, así que en otras palabras es el mismo daño que se le hace a nuestra alma.

¿Qué creías, que con el odio harías sentir mal a las personas? La única persona que se hace daño eres tú.

¿Alguna vez has sentido odio hacía una persona? ¿Te has cuestionado por qué y si en verdad vale la pena herir de esa manera tu alma?

¿Quieres dañar a tu cuerpo, mente y alma? Quizá lo que necesites es salir un poco de tu rutina, no somos títeres  de esta sociedad estereotipada, ¿o sí?

¿Crees que estamos en este mundo, en esta galaxia, en este Universo para crear odio?

Ama, ríe, juega, vuelve a tu infancia, olvídate de todos los males, discúlpate con tu alma, perdona a todos lo que te hicieron mal, recuerda que el Tiempo se va y quizá no vuelva mañana.

Una cosa más, ten un Excelente Día.

-Saraí Salame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *